In Domini - www.indomini.es.tl
  CSI001
 
.:: CATECISMO SOCIAL :: CAPÍTULO 1 ::.
CAPÍTULO PRIMERO - LA PERSONA HUMANA

Contenidos:
:: Jesucristo, perfecto Dios y perfecto hombre
:: La persona humana: su ser y su dignidad
     Los Derechos Humanos
     El respeto a la vida humana
     La Propiedad privada
:: La acción humana: Libertades, Derechos y Deberes 
     La libertad
     La libertad y la leyes
:: Variedad y extensión de Derechos y Libertades de la persona 
     La libertad religiosa y de pensamiento
     Libertad para la elección del género de vida
     El trabajo y sus derechos
     Derechos y Deberes Políticos 


A. JESUCRISTO, PERFECTO DIOS Y PERFECTO HOMBRE

14. ¿Para qué se hizo hombre Jesucristo?
Jesucristo se hizo hombre para rescatarnos del pecado y conseguir así nuestra salvación; para ser nuestro modelo, y para fundar la Iglesia que es la continuación de su obra redentora.

15. ¿Es Jesucristo ejemplo para cada hombre? Si toda la vida de Jesucristo es un ejemplo para cada hombre, porque es perfecto Dios y perfecto hombre, en todo igual a nosotros salvo en el pecado. Él creció y se desarrolló como cualquier otro hombre; se educó en una familia; cumplió sus deberes y derechos como cualquier ciudadano; tuvo una vida de trabajo; etc.

16. ¿Qué debe hacer el cristiano para seguir el ejemplo de Cristo? Para seguir el ejemplo de Cristo debemos conocer el Evangelio y procurar imitarle en sus años de vida en Nazaret: en su vida de trabajo, en su vida de familia y en su vida de relación con los demás.

17. ¿La vocación cristiana tiene implicaciones sociales?
Seguir a Jesucristo tiene fuertes implicaciones sociales. Todo cristiano debe prolongar la misión de Jesucristo siendo levadura que transforme el mundo, la sociedad: esta misión se realiza sobre todo viviendo el mandamiento siempre nuevo de la caridad, del amor a Dios y a los hombres. 


B. LA PERSONA HUMANA: SU SER Y SU DIGNIDAD

18. ¿Qué es la persona humana?
La persona humana es un ser inteligente, libre y responsable, con unidad de cuerpo y espíritu, señalado con un destino eterno. Es, además, un ser social porque necesita de los demás para alcanzar el fin para el que fue creada.

19. ¿Cuál es el fin principal de la vida humana? El fin natural del hombre es buscar su propia felicidad. La felicidad es la posesión del bien capaz de saciar todas las aspiraciones humanas. Ese bien se consigue de modo perfecto en el Cielo, y de modo imperfecto en la vida temporal en la tierra.

20. ¿Porqué es tan importante conocerla persona humana y su dignidad? Porque de su desconocimiento surgen muchas de injusticias para la vida social. Y porque cuando el hombre no vive conforme a su dignidad de hijo de Dios, vive de un modo infrahumano y su mismo entorno social se corrompe y degrada.

21. ¿De dónde le viene al hombre su dignidad? La dignidad humana procede del designio de Dios. Él creó al hombre a su imagen y semejanza (Gn 1,26). Además Dios ha querido elevarlo a la dignidad de hijo adoptivo: Miren qué amor ha tenido el Padre que ha querido que no sólo nos llamemos hijos de Dios, sino que realmente lo seamos (1 Jn 3,1). El hombre es objeto de un especial amor de Dios y sólo él, en esta tierra, tiene un destino eterno.

22. ¿Todos los hombres tienen igual dignidad? Todos los hombres por tener la misma naturaleza tienen igual dignidad. Todos han sido creados a imagen y semejanza de Dios; todos han sido rescatados por Cristo y gozan de una misma vocación y un mismo destino; todos son llamados a la dignidad de ser y vivir como hijos de Dios.

23. ¿Cómo hay que entender y valorar las diferencias que se dan entre las personas humanas? No todos los hombres son iguales en cuanto a sus capacidades físicas o en cuanto a sus fuerzas intelectuales y morales. Sin embargo, sí lo son en su dignidad. Por lo tanto, cualquier forma de discriminación en sus derechos fundamentales debe ser considerada como contraria al designio de Dios.

24. ¿Qué ejemplos de discriminación de las personas se dan en nuestro tiempo? El racismo, el apartheid, la eugenesia, la segregación racial en cualquiera de sus formas; la discriminación en sus salarios de los trabajadores; las mujeres rechazadas en puestos laborales por razón de su maternidad; etc., son ejemplos que se oponen a la igualdad fundamental de los hombres en su dignidad.

25. ¿Qué consecuencias tiene que hombre y la mujer posean la misma dignidad? En la creación del ser humano “hombre y mujer “ Dios les dio a ambos la misma dignidad y derechos. Esta igualdad no supone para la mujer renunciar a su feminidad sino la plenitud de su humanidad femenina. La dignidad del hombre y la mujer siempre debe ser promovida y respetada.

26. ¿En qué forma no se respeta la dignidad de las personas? La dignidad de la persona no se respeta cuando se desconocen sus derechos fundamentales. Algunos ejemplos son: todas aquellas actuaciones que constituyen una violación de la integridad de la persona humana, como las mutilaciones, la tortura física o moral, la coacción sicológica; todo lo que ofende su dignidad, como las condiciones infrahumanas de vida, los encarcelamientos arbitrarios e injustos, las deportaciones, la esclavitud, la prostitución, el comercio de mujeres y jóvenes; las condiciones de trabajo degradantes, que reducen a los obreros al rango de meros instrumentos de producción; todo lo que se opone a la vida, como los atentados y experimentaciones contra la vida humana no nacida, o contra la vida sufriente y terminal: todas estas prácticas son infames y corrompen la civilización deshonran a los responsables más que a quienes las sufren, e ofenden gravemente a Dios, el creador del hombre. 


1. Los Derechos Humanos

27. ¿Cuáles son los derechos humanos?
La persona tiene naturalmente unos derechos que, de modo resumido, se pueden enumerar así:
a) Derecho a la libertad religiosa: para dar culto a Dios, y poder profesar pública y privadamente la religión, según el dictamen de la recta conciencia de cada uno.
b) Derecho a la existencia y a un nivel de vida digno: derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de la persona. Derecho a la integridad física y moral. Derecho a la alimentación, vestido, vivienda descanso, atención médica y a los servicios sociales necesarios: seguridad en caso de enfermedad, invalidez, viudez, ancianidad, paro, etc.
c) Derechos referentes a los valores morales y culturales: derecho al respeto de la persona, a la buena reputación. Derecho a buscar la verdad, a manifestar y defender las propias ideas dentro de los límites del orden moral; a cultivar cualquier arte. Derecho a la información sobre los sucesos públicos. Derecho a acceder a los bienes de la cultura: a la instrucción fundamental y a la formación profesional según los méritos personales.
d) Derecho a la elección del propio estado y a fundar una familia en matrimonio indisoluble. Derecho a la educación de los hijos y a la libertad de enseñanza.
e) Derecho al trabajo y a los bienes con él relacionados: a la libre elección de oficio o profesión y al salario justo. Derecho a la propiedad privada, sin excluir los bienes de producción. Derecho de reunión y asociación; derecho a la huelga y a la libertad sindical.
f) Derechos en relación con la sociedad: libertad de residencia, de circulación y emigración. Derecho a la participación activa en la vida pública, a la defensa jurídica de los propios derechos; derecho a la nacionalidad.

28. ¿Qué sucede cuándo se olvida la dignidad de la persona? Cuando se olvida o se desprecia la dignidad de la persona, se difunde una mentalidad que considera al ser humano como una cosa, no como una persona. En las ofensas a la dignidad de la mujer, es frecuente que se la trate como objeto de compra o de venta al servicio del egoísmo y del placer. Además, la cosificación de la persona humana también tiene otros muchos ámbitos: en la experimentación biomédica, en los sistemas laborales de producción, en los ensayos de ingeniería social propios de los regímenes totalitarios, etc. 


2. El respeto de la vida humana.

29. ¿Cuál es el don natural más valioso de que tiene el hombre?
El don natural más valioso, para el ser humano es la vida humana.

30. ¿Desde qué momento el hombre posee la vida humana? El ser humano posee la vida desde el mismo instante de su concepción en el seno materno. Desde ese momento cada hombre es persona.

31. ¿Cuáles son los atentados que se oponen a la vida humana en nuestra cultura? Son tan abundantes que incluso han llegado a conformar una cultura llamada por la Iglesia “de la muerte”, por sus consecuencias nefastas para la vida humana. Estos atentados comprenden todo lo que se opone a la vida misma, y se mencionan brevemente a continuación.

32. ¿Qué juicio moral merece el aborto? La muerte del niño inocente e indefenso en el seno de la madre es un crimen gravísimo. Cuando se facilita o institucionaliza hace que la sociedad vuelva a épocas de barbarie, y jamás puede ser justificado por el apoyo de leyes y autoridades políticas, motivos económicos, eugenésicos o indicaciones médicas: el aborto y el infanticidio son crímenes abominables.

33. ¿Qué juicio moral merece la esterilización anticonceptiva? Toda violencia ejercida por las autoridades a favor de la esterilización anticonceptiva hay que condenarla absolutamente. Las poblaciones más pobres son las que sufren esta injusticia, que acaba por establecer formas encubiertas de eugenesia y racismo en la sociedad.

34. ¿Qué juicio moral merece el suicidio? Así como no es legítimo atentar contra la vida de los demás (excepto el caso de la legítima defensa individual o colectiva), tampoco es lícito hacerlo respecto a la propia vida: el suicidio y toda forma de colaboración en él son gravemente reprobables.

35. ¿De qué otro modo se puede atentar contra la vida humana? También se puede atentar contra la vida humana fomentando los vicios: alcoholismo, drogadicción, libertinaje sexual, etc.; despojando al niño no nacido de los derechos que tiene como persona; despreciando a los ancianos o impedidos por considerarlos inútiles; no protegiendo la institución del matrimonio como generadora de familias estables; etc.

35. ¿Cuáles son los principales atentados contra la vida en relación con la guerra y el terrorismo? Los exterminios de un pueblo, nación o minoría étnica son acciones que deben condenarse con la mayor energía. El cristianismo prohíbe sin reservas el recurso al odio, y el asesinato de personas sin defensa, así como los métodos propios del terrorismo.

37. ¿Cómo se puede defender la vida humana? Hay muchas maneras de defender la vida humana. Por ejemplo: difundiendo la doctrina sobre la dignidad de la persona; cuidando la salud propia y ajena; cuidando a los niños, especialmente a los que carecen de hogar y de padres; penalizando los atentados contra la vida; cuidando de los ancianos, por ser miembros débiles de la sociedad; orientando las profesiones de la salud al servicio de la persona; defendiendo el derecho a la salud y a la oportuna atención sanitaria en caso de enfermedad o accidente; etc. 


3. La propiedad privada

38. ¿En qué consiste el derecho a la propiedad privada y cuál es el plan de Dios respecto a los bienes de la creación?
El derecho a la propiedad privada consiste en disponer libremente de los bienes materiales adquiridos legítimamente. Estos bienes son garantía de la libertad individual y de desarrollo de la personalidad, facilitan el bienestar material y espiritual del hombre y su necesaria autonomía personal y familiar. Los bienes materiales de la creación están destinados a todo el género humano: todos deben poseer los suficientes para vivir con dignidad.

39. ¿Qué papel juega la propiedad privada en la sociedad y en el individuo? Negar o atenuar el aspecto social y público del derecho a la propiedad supone caer en un individualismo pernicioso para el bien de toda la sociedad; también negar la dimensión personal de la propiedad lleva al error del colectivismo, que también lesiona gravemente el orden social.

40. ¿Por qué la propiedad privada debe tener una función social? La diferencia excesiva en el reparto de los bienes materiales en la sociedad es un motivo de escándalo para la conciencia cristiana. La Iglesia ha reafirmado que la propiedad privada no es un derecho absoluto, sino que el hombre, al servirse de los bienes materiales, debe considerar las cosas que posee legítimamente no sólo como suyas, sino como comunes, en el sentido de que deben aprovechar sino también a los demás.

41. ¿En qué consiste la visión cristiana de los medios materiales? La visión cristiana de los bienes materiales consiste en considerarlos como medios para lograr fines más altos: espirituales y culturales; y también, como medios para la promoción de nuevas fuentes de riqueza en la que muchos más puedan participar y beneficiarse.

42. ¿Cómo se armoniza la doctrina de la propiedad privada con el derecho de todo hombre a participar suficientemente de los bienes creados? Cuando la Iglesia defiende el principio de la propiedad privada, no pretende defender arbitrariamente al rico contra el pobre, sino que todo el sistema económico y el proceso de producción de bienes se benefician de que este derecho sea plenamente respetado. Esta es la razón por la que la Iglesia siempre ha defendido la conveniencia de que los hombres del trabajo participen en la propiedad de los medios de producción.

43. ¿Qué papel corresponde al Estado en la función de regular el derecho de propiedad privada? Al Estado le corresponde la función de regular el derecho a la propiedad privada mediante un ordenamiento legal adecuado; promoviendo el acceso de todos a los bienes básicos: vivienda, salud, educación; protegiendo su posesión y uso; aplicando sanciones.

44. ¿Qué norma moral regula el acceso al dominio de los bienes temporales? El séptimo mandamiento regula los modos de acceder al dominio de los bienes temporales y a la vez prescribe la justicia y la caridad en su uso. La vida cristiana es más perfecta cuando se esfuerza por ordenar los bienes de este mundo a Dios y a la caridad fraterna.

45. ¿Cuáles son los principales atentados contra la propiedad privada? El séptimo mandamiento prohíbe el robo, es decir, la apropiación del bien ajeno contra la voluntad razonable de su dueño. Se pueden señalar los siguientes ejemplos: invadir terrenos ajenos, retener deliberadamente bienes prestados u objetos perdidos, defraudar en el ejercicio del comercio, pagar salarios injustos, elevar los precios especulando con la ignorancia o necesidad de los demás, variar la valoración de los bienes para obtener un beneficio en perjuicio ajeno, realizar quiebras fraudulentas, etc.

46. ¿Es ilícito recibir comisiones ilegales para realizar algún trabajo? La corrupción legal y administrativa mediante sobornos; la apropiación y el uso privado de los bienes de una empresa; los trabajos mal hechos; el fraude fiscal; la falsificación de cheques y facturas; etc., son modos de pecar contra el séptimo mandamiento. Igualmente, los daños causados a las propiedades privadas o públicas; los actos o empresas que, por razones egoístas o ideológicas, mercantiles o totalitarias, conducen a esclavizar o instrumentalizar seres humanos; etc.

47. ¿Cómo defiende la justicia el derecho de propiedad? La justicia exige la salvaguarda del derecho de propiedad, el pago de las deudas, y el cumplimiento de las obligaciones libremente contraídas. Por eso, la reparación de la injusticia cometida exige la devolución de los bienes robados a su propietario, o la satisfacción de los daños o perjuicios causados a las propiedades privadas, o del Estado.

48. ¿Cuándo son inmorales los juegos de azar? Los juegos de azar resultan moralmente inaceptables cuando privan a las personas de lo necesario para atender sus necesidades, o las de su familia. Quienes los difunden pueden estar cooperando al mal de multitud de personas y tienen una fuerte responsabilidad moral en el empobrecimiento de la población. La pasión por el juego, cuando se convierte en esclavitud puede destrozar hogares y a afectar vidas inocentes, y es gravemente inmoral. 


C. LA ACCIÓN HUMANA: LIBERTADES DERECHOS Y DEBERES 

1. La libertad

49. ¿Cómo debe entenderse la libertad humana?
La libertad a veces se entiende como la posibilidad de actuar sin ninguna restricción, eligiendo obrar de modo indiferente en un sentido u otro. La verdadera libertad humana consiste en la elección del bien: actuar de tal modo que alcancemos a Dios, en quien está nuestra felicidad.

50. ¿Puede aumentar nuestra libertad? El hombre se hace progresivamente más libre en la medida en que accede al conocimiento de lo verdadero y de lo bueno, y cuando este conocimiento guía su voluntad y su actuación.

51. ¿La libertad es una fuente de mejora personal? La libertad humana perfecciona al hombre cuando realiza acciones buenas y virtuosas. Por ejemplo: en el amor al trabajo; en el respeto al prójimo; en la justicia y la misericordia hacia los demás; en el conocimiento de la fe para orientar la vida a Dios; en saber cumplir los compromisos adquiridos: la fidelidad en el matrimonio, a la palabra dada en el trabajo, en los contratos, etc.

52. ¿Cuándo disminuye la libertad de la persona? El egoísmo y las conductas inmorales corrompen y disminuyen la libertad. Cuando el hombre se deja arrastrar por los vicios como el alcohol, las drogas, la prostitución, etc.; cuando se desperdician los propios talentos y capacidades, no hay duda que esta siendo esclavo del pecado y de sus vicios. 


2. La libertad y las leyes

53. ¿Por qué son necesarias las leyes para una sociedad?
Las leyes justas son una gran ayuda porque ordenan y potencian la libertad facilitando toda la vida social. Su función consiste en orientar las decisiones de las personas, para que tengan la garantía de su rectitud y bondad, y no choquen con los intereses propios de la comunidad.

54. ¿Cómo se relacionan entre sí la ley humana y la ley natural? El hombre goza de derechos y libertades naturales que conciernen tanto a su ser como a su obrar. Estos derechos escapan al dominio arbitrario de los hombres. Contra estos derechos ninguna razón de Estado, ninguna ley humana, ningún pretexto se puede imponer.

55. ¿Qué ocurre cuando las leyes humanas contradicen la ley natural? Cuando los derechos humanos se niegan y la ley humana los contradice esta misma ley se hace “corrupción de la ley “, y deja de tener carácter obligante para las conciencias. Cuando el Estado excluye lo que Dios ha dispuesto para el hombre, y se hace fuente única y exclusiva de los derechos de la persona, el hombre se ve reducido a la condición de esclavo y ya no es más que un objeto para explotar políticamente por los fines egoístas del grupo que ocupa el poder. 


D. VARIEDAD Y EXTENSIÓN DE DERECHOS Y LIBERTADES DE LA PERSONA 

1. La libertad religiosa y de pensamiento

56. ¿En qué consiste el derecho a la libertad religiosa y de pensamiento?
Este derecho autoriza a expresar opiniones personales y a profesar la religión en privado y en público. El Estado debe respetar la fe de sus ciudadanos y las creencias religiosas de cada persona. La libertad de pensamiento significa que el Estado no puede imponer una determinada ideología política.

57. ¿Qué límites tiene este derecho? El Estado no debe permitir ideologías, grupos revolucionarios o terroristas, ni sectas, cuyos fines o creencias atenten contra el bien común de los ciudadanos. 


2. Libertad para la elección del género de vida

58. ¿En qué consiste esta libertad?
Consiste en que todo ciudadano tiene total libertad para contraer el matrimonio o no.

59. ¿Sé atenta contra el derecho al matrimonio y a la procreación en nuestro tiempo? Sin el derecho al matrimonio y a la procreación, no existe la dignidad humana. En los países en vías de desarrollo este problema es particularmente agudo cuando la propaganda o la violencia producen violaciones en el derecho a procrear, difundiendo una falsa imagen de los problemas demográficos, manipulando datos estadísticos, y propagando exageraciones que influyen con engaño en la determinación del número de hijos.

60. ¿Existe el riesgo de “explosión demográfica”? En la actualidad es dramático el envejecimiento de las poblaciones y el decrecimiento demográfico de bastantes países. Las actividades de los gobiernos o de las autoridades públicas, mediante campañas financiadas por organismos internacionales que intentan limitar de alguna manera la libertad de los cónyuges en las decisiones respecto al número de hijos, constituyen una grave ofensa a la dignidad humana y a la justicia. 


3. El trabajo y sus derechos

61. ¿Cómo debe comprenderse el trabajo humano?
El trabajo es una de las claves para la comprensión del hombre y de su vida en la tierra. Desde su creación el hombre recibe de Dios el encargo de cultivar y guardar el paraíso (Gn 2,15), misión que después del pecado original deberá cumplir con el sudor de su frente (Gn 3,17). El hombre debe entender su trabajo no como una maldición, sino como una vocación a dominar la tierra (Gn 1,28), una llamada con la que Dios le invita a colaborar con Él en la perfección de la obra creadora.

62. ¿Qué beneficios se desprenden del trabajo humano?
El trabajo siempre dignifica al hombre porque con él ejercita y desarrolla su personalidad, consigue los bienes materiales para él y su familia, da ejemplo a sus semejantes de servicio y solidaridad, contribuye al progreso de la sociedad en que vive y además, se puede santificar ofreciendo su trabajo a Dios.

63. ¿Cómo se debe realizar el trabajo? Cristo es el hombre del trabajo. Jesús trabajó en el taller de Nazaret y desde entonces el trabajo humano ha quedado ennoblecido al hacerse medio para imitar a Cristo. Nuestro trabajo hecho con ese mismo sentido se hace camino de santificación personal y de servicio a los demás.

64. ¿El cristiano se santifica con su trabajo? El cristiano se santifica con el trabajo si lo realiza con perfección y orden; si lo ofrece a Dios, con rectitud de intención; si lo hace, una ocasión de servir a los demás. Trabajando así, el hombre no sólo se hace buen trabajador, sino que se hace mejor persona, y puede llegar a ser un hombre santo.

65. ¿Qué opinión merece el hombre que voluntariamente no trabaja? El que no trabaja pudiendo y debiendo hacerlo, se ofende a sí mismo, ofende a su familia, a la patria y ofende a Dios al apartarse de su voluntad, olvidando su mandato. San Pablo afirma que el que no quiera trabajar que no coma (2Tes 3,10).

66. ¿Es una injusticia realizar trabajos mal hechos? Siempre que se trabaja mal, por flojera o por falta de la debida preparación; o cuando el trabajo es fraudulento; cuando no se cumple el horario y los modos establecidos en los contratos; cuando no se trabaja o estudia con responsabilidad; cuando no es honesto: se comete una injusticia social contra el bien de los demás.

67. ¿Qué derechos implica el deber de trabajar? Junto a los principales derechos que implica el trabajo, que son el salario justo y el conjunto de prestaciones que debe complementarlo, existen, otros tres derechos importantes vinculados al trabajo:
a) La libre iniciativa económica que el Estado no debe sofocar, como ocurre en los países totalitarios;
b) La libertad de asociación sindical, para fundar asociaciones que representen realmente a los trabajadores sin temor a represalias;
c) El derecho a la huelga. Este último es un derecho que sólo es lícito bajo ciertas condiciones y en sus justos límites. Se trata de un procedimiento extremo de autodefensa de los trabajadores del que no se puede abusar utilizándolo como chantaje económico o político. Cuando se trata de huelgas en servicios esenciales para la vida de las personas o de la sociedad, estos servicios deben ser asegurados con medidas legales para no causar daños mayores a la comunidad.

68. ¿Es el desempleo una injusticia? Cuando se considera la importancia del deber de trabajar se comprende mejor la trascendencia del derecho al trabajo y la grave injusticia que supone el desempleo. Es siempre un mal y, en ocasiones, una verdadera calamidad social. Por eso, la obligación de ayudar a los desempleados, asegurándoles las subvenciones indispensables para la subsistencia propia y de sus familias, es un deber moral fundamental. 


4. Derechos y deberes políticos

69. ¿Qué derechos y deberes corresponden a la dignidad de la persona en el ámbito político?
A la dignidad de la persona corresponde, en el plano de los derechos y deberes políticos, los siguientes:
a) tomar parte activa en la vida pública y colaborar activamente en la edificación del bien común;
b) la protección jurídica de los propios, derechos que deben ser iguales para todos y conforme a las normas de la justicia;
c) el derecho de emigración e inmigración, pues todo hombre tiene derecho a la libertad de movimiento en la comunidad política, de la que es ciudadano;
d) en la vida social, todo derecho conferido a una persona crea en los demás el deber de reconocerlo y respetarlo: no es ético reivindicar los propios derechos olvidando los correspondientes deberes, o cumpliéndolos imperfectamente.

70. ¿Cómo deben entenderse los derechos de las minorías? Los derechos de las minorías deben ser respetados evitando toda política, que tienda a contrariar su vitalidad y expansión, o que se intente hacerlas desaparecer. A la vez, se deben evitar que sus particularidades sean exageradas hasta el punto de hacerlas pasar por encima de valores humanos universales. El bien de todos es mayor y más importante que los intereses particulares de minorías.


Ir Arriba
   
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=